Autoexamen mamario

Posted on Posted in Educacion

• Pese a que el 75 % de los nódulos de las mamas son benignos el 25% restante pueden poner en peligro su vida. Por ello el autoexamen de las mamas es de importancia fundamental ya que el cáncer es curable si es detectado a tiempo.
• Debe examinar sus mamas cada mes.
• Si no ha llegado a la menopausia lo mejor es realizarlo unos días después de la menstruación, ya que las mamas están menos tensas e hinchadas.
• Si está en la menopausia fije una fecha cada mes para realizarlo. Para recordarlo con facilidad, le sugerimos fje el dia de su cumpleaños cada mes.
Observación:
• De pie, con el torso desnudo (las mamas descubiertas), póngase enfrente del espejo, con los brazos caídos a lo largo del cuerpo para examinar el contorno y forma de cada pecho. Fíjese en la piel de las mamas por si aparecen zonas salientes (nódulos) u hoyuelos, o cambios en el tamaño o aspecto de las mamas. Observe si los pezones están normales, comprobando que no estén invertidos, retraídos o fijados hacia el interior.
• Examinar bien la asimetría o igualdad de los pechos y ver si no hay hinchazón, desigualdad o enrojecimiento. Recordar que por lo general un pecho es más pequeño que el otro).
• Tocar la punta de cada pezón y presionar para ver si sale líquido.
• Colocar las manos en las caderas y flexionar los hombros hacia delante para ver si la reacción de dos pechos y pezones es igual, ver si la piel no se hunde o arruga.
• Levantar las manos y colocarlas en la nuca, detrás de las ojeras, para observar los mismos cambios.

Palpación:

1. Detener suavemente un pecho con la mano del mismo lado y con la otra palpar cuidadosamente con la punta de los dedos en forma de espiral abarcando todo el pecho y de fuera hacia el pezón en todas partes del mismo. Hacer lo mismo con el otro pecho.
2. Hacer lo mismo pero levantando el brazo del pecho que se va a palpar.
3. Acostarse y estirando un brazo doblando el codo sobre y atrás de la cabeza, palpar el pecho desde la punta del pezón en círculos hasta el contorno del pecho utilizando los dedos y buscando la presencia de bolitas.
4. Palpar desde la axila hacia el pecho.
5. Repetir todo con el otro pecho • Si notara muchos nódulos fibróticos normales (fibrosis quística de mama), debe contarlos y observar su tamaño, para que en cada ocasión pueda realizar un control del número y tamaño de los mismos, debiendo observar los posibles cambios.
6. Debe tener en cuenta que el 41 % de los nódulos cancerosos están en el cuadrante superior externo (dirección hombro) de la mama, el 34 % en la porción central (pezón), el 14 % en el superior interno (dirección cuello), el 5% en el cuadrante inferior interno (dirección ombligo) y el 6% en el inferior externo (dirección codo).